domingo, 15 de junio de 2008

Ruido de cacerolas y pensamientos sin filtro.

Un ruido metálico me perfora el el oído. Una molestía que resuena en la calle, al son de golpes de cacerolas con palos. Son tres viejas locas que se colocan en mitad de Av. Eva Perón, miran a los ojos a los conductores de los autos, agarran con fuerza el palo y golpean con intencidad. ¿Qué es lo que quieren? No pronuncias palabra alguna y levantan los brazos cuando algún vehículo toca la bocina al pasar. Si uno se les acerca y les pregunta por qué hacen un candombe, ellas dicen furiosamente: ¡Por el campo muchacho! Y yo la desprecio con todo el alma. Desde la sobervia aristocráica de un posible intelectual, las detesto. Molestan mi torre de marfil tan silenciosa y agradable. Las odio porque quieren sentirse sublimes. Piensan que realizan un acto trascendental, que se manifiestan por un ideal. Todas mentiras de mierda. No tienen la menor idea de lo que está pasando (y yo tampoco). No saben qué carajo es una retención, cómo funciona el régimen tributario, el estado económico y social del país, les chupa todo un huevo (como a mí). Pero se engañan a ellas mismas constantemente. Tal vez su vida es miserable y necesitan realizar actos con significados que sobrepasen su miseria, tal vez no. Tal vez le molesta no poder comer un churrasco de cuarril cuando ellas quieran. Tal vez le joden los peronistas a prior y encuentran una buena ocacion para demostrárselo a una gran manga de boludos que las están viendo por televisión al lado de la estufa (yo no miro televisión, pero tengo estufa). Las caracteriza el rasgo principal de ser seres ahistóricos, o lo que sería otra cosa, realizar juicios ahistóricos. Dicen cosas como: "Nunca se vió un gobierno que enfrente tan mal una situación como ésta", "Nunca se vió una manifestación tan enérgica como ésta, y un inaptitud del gobierno como el vigente", etc etc etc... bla bla bla... Y me espanta la sensación de que ellas son yo. De que todos somos viejas de mierda protestando por algo importante, que tomamos a la ligera.

1 comentario:

S. dijo...

A veces se me sube el ego y soy la vieja de mierda.

Otras, soy la chica al lado de la estufa (que no mira televisión tampoco).

Pero la mayoría del tiempo, soy en el medio. Y me caracterizo con una frase de la película "V de Venganza"... que dice así:

"Beneath the flesh there's an idea, and ideas are bullet proof"

Traduzco:
"Detrás de la carne hay una idea y las ideas son a prueba de balas"

Saludos al grupo (ya perdí la cuenta de cuantos son ust. jajaja)