martes, 27 de mayo de 2008

Un gran reggae de Juan (y mi humilde aporte)

Viernes por la tarde.
Llueve por la tarde.
Tarde de viernes,
Viernes de la tarde,

Final de la tarde que se hace noche;
Noche del día, sábado es.

Amanecer de la noche del día;
domingo de la tarde
Esa que se hizo noche
De sábado y amanecer de lunes.
Sí, ya es lunes.
Sincronización perfecta,
Enigmática similitud.
Viajo en noche de viernes,
O sábado de tarde, o...

Es final, es principio.
El día en una semana
Y la semana en un día.

1 comentario:

S. dijo...

¿Cómo freno el tiempo? Yo miro y veo viernes. Y miro de nuevo y... ¡viernes! Y los fines de semana son geniales, pero los otros 5 días se me hacen sal. Y yo quiero ser 7 no 2, ni 2 y una noche. Yo quiero ser YO en 7. En 7 por 24 o en 7 colores (como diría Juan).

Y si no me alcanzan las semanas para entenderme, tampoco creo que los años me basten.


Muy lindos los últimos dos, Sebas!
Besos al grupete.